jueves, 9 de octubre de 2008

Ospinas & Cía. celebra 75 años como una de las empresas líderes en proyectos comerciales del país.

Plaza de las Américas, el centro comercial más rentable del país y uno de los más visitados en Bogotá, se adelantó a lo que actualmente le están apostando muchos constructores: llegar con oferta comercial a los estratos medio y medio bajo.

Este proyecto forma parte de la historia ‘edificada’ por Ospinas & Cía. que celebra 75 años en el mercado con otros legados arquitectónicos para mostrar como Salitre Plaza, Tintal Plaza y Plaza Imperial.

A estos, Andrés Arango, gerente de la compañía, le suma Centro Mayor, al sur de Bogotá. "Invertiremos 280.000 millones de pesos, tendrá un área de 177.000 metros cuadrados y será el centro comercial más grande del país", asegura el empresario, que destaca su apertura programada para diciembre del 2009 pero, sobre todo, que es nueva apuesta a la idea de llegarle al estrato mediobajo.

Por su parte, con Estación Central, en el centro de Barranquilla, Ospinas & Cía. también le quiere seguir el paso a la renovación urbana.

"Al lado de TransMetro, el Paseo Bolívar y varias obras culturales, está obra aportará a la recuperación de la zona", señala Arango, quien recuerda la reciente inauguración de Caribe Plaza, en Cartagena, con 80.000 metros cuadrados y, hoy por hoy, orgullo de la ciudad. "Cuenta con un Carrefour, Homecenter, Playland, Panamericana, Bodytech y Cine Colombia, y en los alrededores abrimos las ventas de Caribe Reservado, un proyecto de vivienda.

"Algo similar estamos haciendo en Cúcuta, cerca a Ventura Plaza, donde construiremos 192 viviendas –con club house– cuyo eje central es el centro comercial. Allí invertiremos 47.000 millones de pesos".

Pero la historia actual estuvo precedida por obras que hoy, a propósito de los 75 años, se evocan como parte del desarrollo de Bogotá: El Chicó, Santa Bárbara, El Campín y el Parkway, en Bogotá –para citar solo algunos– han ganado en presencia urbana, valorización y renta.

Arango recuerda que estos barrios fueron creados y diseñados por Ospinas & Cía. por encargo del magnate Pepe Sierra, propietario de los terrenos.

"En esa época se vendían los lotes porque cada familia quería construir la propiedad a su gusto. De hecho, luego de tener uno de 900 metros simplemente contrataban a un arquitecto y una cuadrilla de obreros", recuerda el empresario, quien reconoce que aunque los compradores han cambiado y exigen detalles y obras diferentes, la filosofía continúa siendo la misma: tener ubicaciones estratégicas y mantener la calidad en la construcción.

"Solo de esa forma se puede asegurar un alto tráfico, que es el insumo fundamental para que los centros comerciales (mercado en el que nos hemos fortalecido) sean exitosos. Y es que estos viven de quienes pasan", agrega Arango, quien adelantó que ya tiene entre sus proyectos del 2009 construir vivienda en Perú y, posiblemente, incursionar en Chile.

"Mariano Ospina Pérez, fundador de Ospinas & Cía., decía que la tierra en Bogotá se estaba acabando", dice Andrés Arango.

"Todavía hay tierra. Lo que sucede es que la falta de voluntad política y la burocracia (impulsada por el cambio continuo de políticas del alcalde de turno) hacen cada vez más difícil habilitar terrenos de buen tamaño para concebir proyectos que valgan la pena tanto para la compañía como para la ciudad", agrega.

Por eso Arango considera que la mejor opción económica y social para cualquier municipio o ciudad es recuperar zonas deterioradas. "Tienen la mejor infraestructura de servicios públicos y las vías principales. De hecho, San Bernardo (para VIS), el centro, la zona industrial y El Lago son ideales para el desarrollo en Bogotá", concluye.

Publication: Portafolio - Economics Today
Provider: Diario Portafolio (CEET)
Date: October 9, 2008