lunes, 10 de diciembre de 2007

Grupo CBC define plan de expansión a 5 años

Luego de 35 años de operación, el Grupo CBC, la cadena de restaurantes propietaria de las marcas Cali Mío, la Brasa Roja, y Calivea, saldrá con todo a conquistar paladares.

La compañía estableció un plan de expansión en el territorio nacional para los próximos cinco años, en el que tiene previsto invertir 10.000 millones de pesos en la apertura de 20 puntos de venta, concentrados básicamente, en Bogotá, Eje Cafetero, Antioquia y la Costa colombiana.

La firma, que tiene presencia en la capital de la República (su mayor mercado con 47 restaurantes de los 60 que tiene en el país), Pereira, Armenia, Cali y en los próximos días en Medellín, tiene como meta en 2012 ser líder en el segmento de comidas rápidas, y específicamente en el de pollo.

El objetivo no es fácil porque entrará a "pelear" directamente el mercado con los dos competidores más fuertes en este renglón en Colombia: Frisby y Kokoriko.

"Actualmente somos terceros en el mercado y el sueño es estar peleando la punta en cinco años y para ello diseñamos el plan de expansión. La diferencia con Frisby y Kokoriko es que ellos están en todo el país, mientas a nosotros nos falta mucho camino por recorrer" señaló el gerente general del Grupo, Ricardo Ospina.

Según dijo, las estrategias de competencia estarán concentradas en el servicio, la variedad de platos -además del tradicional pollo asado- en otras carnes y productos y a través de los nuevos formatos en puntos de venta propios que estrenó la semana pasada en Pereira.

"Es un formato casual que estamos probando en Pereira en el país y es un desarrollo y una evolución de la marca Brasa Roja. Tiene elementos arquitectónicos que acompañan la decoración y el menú. Entonces tenemos platos bien presentados y variados", puntualizó el directivo.

La inversión por punto de venta, dependiendo del formato, oscila entre 300 millones de pesos y 500 millones de pesos y el objetivo de la empresa es entrar a las ciudades proyectadas, en sitios clave que les permita el reconocimiento de marca.

El Grupo CBC tiene en estudio la posibilidad de iniciar un proceso de expansión en el país a través de franquicias a mediano plazo.

Según explicó el gerente general de la firma este desarrollo se dará una vez se tenga un modelo configurado.

"A nosotros nos tocan la puerta todos las semanas personas interesadas en franquicias, pero hasta que tengamos esa estructura completamente probado no lanzaremos esta estrategia", dijo.

El Grupo CBC, también, ha considerado la posibilidad a largo plazo de instalar puntos de venta en el exterior como lo han hecho sus competidores, pero dirigido a los países vecinos.

Si bien CBC posicionó marcas que lo relacionan con la capital del Valle del Cauca (Cali Mío y Calivea) sus propietarios nada tienen que ver con tierra valluna ni por allí empezó su extensión en el mercado nacional.

Los socios de la firma, una familia, son boyacenses que hace 35 años empezaron con los primeros restaurantes en Bogotá dirigidos, básicamente, a estratos populares. Pero para desprenderse de su relación territorial por las marcas, crearon la Brasa Roja, un nombre genérico que les ha permitido ampliar la cobertura a todas las clases sociales.

Este año el Grupo proyecta terminar con ventas cercanas a 65.000 millones de pesos y el plan para 2008 es crecer 20 por ciento sobre la facturación de 2007, apalancado en parte, con el inicio del plan de expansión. En 2006 las ventas fueron de, aproximadamente, 55.000 millones de pesos. La compañía genera cerca de 1.700 empleos directos y por sus restaurantes pasan más de un millón de clientes por mes.

Publication: Diario La República - Compañías e Industrias
Provider: Diario La Republica
Date: December 11, 2007