martes, 10 de junio de 2008

Magdalena Medio: en la mira de inversionistas extranjeros

Con una inversión de más de 12 billones de pesos en los próximos cinco años, la región del Magdalena Medio se convertirá en uno de los principales generadores de energía y riqueza en el país.

Reservas significativas de oro, carbón, petróleo y uranio, así como la producción de palma de aceite y la posibilidad de generar energía eléctrica, han hecho que inversionistas nacionales y extranjeros desplieguen importantes megaproyectos en la zona.

La región, de acuerdo con un informe realizado por el Observatorio Integral de Magdalena Medio, posee reservas de oro de 1,5 millones de hectáreas en la Serranía de San Lucas, considerada la mina más grande de América Latina.

De igual forma cuenta con 137.000 hectáreas de reservas probadas de carbón, ubicadas sobre la cordillera oriental, en inmediaciones de la Serranía de los Yariguies y la cuenca del rió Opón.

En materia de uranio, tiene 6.700 de las 33.700 hectáreas que han sido identificadas como reservas en el territorio nacional, las cuales impactan los municipios de Betulia, Simacota, Zapatoca y Chima.

Riqueza que a juicio de la analista de Coyuntura Económica del Observatorio, Paola Andrea Castilla Gómez, hace que trasnacionales se atrevan a invertir en una zona considerada conflictiva y violenta.

Tal el es caso de la compañía australiana Río Tinto Mining and Exploration Limited que destinará 600.000 millones de pesos para explorar yacimientos de carbón en la zona del Carare Opón y ha manifestado gran interés de explotación en el municipio de Landázuri.

Un monto superior, que alcanza los 800.000 millones de pesos, proyecta la compañía sudafricana de capital inglés AngloGold Ashanti (AGA), cuya filial es la Sociedad Kedahda S.A., dedicada a la explotación de oro en la Serranía de San Lucas desde 2004 e interesada en un área de 150.000 hectáreas.

De igual forma, la compañía Centromín ejecuta un proyecto de explotación en las minas de San Luis, en el Carmen, y hay más de 64 empresas nacionales a las que se les ha adjudicado concesiones carboníferas en el área.

Castilla Gómez asegura que la ubicación geoestratégica de la región, así como la calidad de los productos y el incremento que ha experimentado el precio de estos minerales en los mercados internacionales, han originado el boom energético que presenta el Magdalena Medio.

"En la zona hay carbón metalúrgico y térmico de muy buena calidad, estos últimos tienen 23 por ciento más poder calorífico que el que se extrae en el Cesar o la Guajira, lo que permite tener reducciones por el mismo porcentaje en el precio del transporte", explicó Javier Méndez Castillo, gerente de Centromín.

La industria petrolera, que ha jugado un papel importante en la economía regional, también presenta proyectos ambiciosos para mejorar el rendimiento de dos campos maduros que se encontraban en fase de declinación.

La compañía francesa Schlumberger, contratada por Ecopetrol, pretende recuperar 10 millones de barriles adicionales en el campo Casabe, situado en el municipio de Yondó.

Mientras que la OXY, también en contrato de cooperación con la estatal petrolera, invertirá 1,8 billones de pesos para incrementar la producción del campo Cira – Infantas en 200 millones de barriles de crudo adicionales.

Ecopetrol, por su parte, programó una inversión de 4,7 billones de pesos para la reconversión de la refinería de Barrancabermeja y de 960.000 millones de pesos para la construcción de la Planta de Hidrotratamiento.

"Adicionalmente se proyecta un gran crecimiento del cultivo de palma para biodiesel y su integración al proceso productivo petrolero, ofreciendo una cuantiosa inversión que generará nuevos empleos", manifestó la analista.

La alianza entre Industrias AVM y Texas Biodiesel Corp, dispuso de 60.000 millones de pesos para financiar la construcción de cinco extractoras de aceite y una planta productora de biocombustibles, así como el crecimiento en el número de hectáreas sembradas con palma en la región.

En este mismo sentido, la compañía Ecodiesel Colombia, invierte 46.000 millones de pesos en su planta de biodiesel que entrará en funcionamiento a finales del presente año en Barrancabermeja.

"Y como si fuera poco, en esta zona Isagen proyecta la construcción de la Central Hidroeléctrica del Sogamoso que tendrá una inversión de 2,3 billones de pesos, generará 3.000 empleos directos en su fase de construcción y aportará 800 megavatios de energía al sistema de interconexión eléctrica del país", puntualizó Castilla Gómez.

Publication: Diario La República - Compañías e Industrias
Provider: Diario La Republica
Date: June 10, 2008