martes, 12 de agosto de 2008

Las cifras detrás de la producción de conciertos

La capital del país se ha convertido en un escenario cada vez más importante para la realización de espectáculos de gran magnitud, en los que es frecuente encontrar artistas de talla internacional. La entrada de nuevos actores en el negocio de la organización de eventos muestra el auge de una actividad que anualmente mueve cifras significativas.

Ticket Express y Tu Boleta, las principales empresas de boletería del país, ahora le apuntan a la producción de conciertos. Adriana Villarraga, gerente operativa de Ticket, afirma que la compañía busca brindar más servicios a los clientes, como la consecución de los cantantes y la impresión de publicidad, para así explorar nuevos nichos y diversificar su oferta.

Los promotores coinciden en que al año se realizan de 10 a 13 recitales de gran tamaño en el país, por lo que se infiere que, si los costos de una súper producción pueden ascender a mil millones de pesos, las cifras del antes olvidado sector del entretenimiento resultan importantes.

Sin embargo, los organizadores se quejan de los altos costos de traer un espectáculo de primera línea al territorio nacional. Juan Pablo Ospina de Show Business & Entertainment asegura que los gravámenes que se cobran en la capital son los más altos de Latinoamérica. “Mientras que en Chile no se pagan y en Argentina sólo se cancela dos por ciento, en Bogotá los impuestos ascienden a 10 por ciento del total de la taquilla”.

Además de los aranceles que se liquidan a la Tesorería Municipal, los empresarios también deben dar 10 por ciento a la Beneficencia y 34 por ciento del valor del contrato con el artista a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), por retención en la fuente. Y no es todo, la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco) cobra otro 10 por ciento (más IVA) del valor total de las entradas.

Las empresas de boletería reclaman tres por ciento de los ingresos por taquilla y a los usuarios les piden una tarifa estándar de 4.500 pesos. “Al menos ese es un rubro más bajo y que no se pierde del todo porque estas compañías también ayudan al promotor con estudios de factibilidad, estadísticas y algunas veces con la consecución de patrocinio”, asegura el director de Proyectos de Evenpro, Juan Arbeláez.

A la polémica por la falta de escenarios para hacer presentaciones masivas en el país, se suma el alto costo del alquiler de los mismos. Según la tabla de tarifas del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd), para eventos privados que se realicen en el Parque Simón Bolívar, que admite una capacidad de 40 mil espectadores, los promotores deben pagar 27.690.000 pesos por el día del evento y la misma cifra, con 30 por ciento de descuento, por los de montaje.

Otra alternativa es el Palacio de los Deportes cuyo arrendamiento por tres días puede ascender a los 23 millones de pesos. Sin embargo, sólo caben cinco mil personas. “Ante la falta de espacios públicos adecuados nos toca remitirnos a plazas privadas donde los valores se elevan aún más”, complementa Arbeláez. Por ejemplo, el Downtown Majestic, que recibe de 2.400 a 3.000 asistentes, pide a los empresarios 20 millones de pesos por día.

A pesar de los gastos que acarrea traer un show de primera línea al país, los promotores reportan un crecimiento en esta industria y un aporte considerable al empleo en las ciudades. “Nosotros generamos con cada evento un promedio de 850 puestos de trabajo directos e indirectos, entre la gente que labora en nuestra empresa, la de logística y todos aquellos que a la salida de los escenarios se benefician con la venta de sus productos, concluye Ospina”.

Publication: Diario La República - Compañías e Industrias
Provider: Diario La Republica
Date: August 12, 2008